Descubre qué es la radiofrecuencia y cómo puede beneficiarte

Todos los días salen al mercado miles de productos cosméticos y terapias de belleza, en aras de mejorar nuestra apariencia física. Algunos más populares que otros, pero todos con un fin común: embellecernos. Tanto en medicina como en la cirugía estética, el fin ha sido minimizar las líneas de expresión, ya que una apariencia rejuvenecida es un valor en nuestra sociedad. Es por ello, que en este artículo conocerás qué es la radiofrecuencia, y cómo esta terapia puede beneficiarte ampliamente.

¿Qué es la radiofrecuencia?

Es un tipo de terapia o tratamiento estético, que puede considerarse más al estilo de una cirugía, pues se basa en la aplicación de radiaciones electromagnéticas cortas, con frecuencias medianamente altas, sobre el cuerpo. Esta técnica, puede incluso producir beneficios superiores a aquellas en donde se utilicen rayos láser.

¿Todas las radiofrecuencias son iguales?

El número de polos es lo que diferencia a las radiofrecuencias entre sí. Es entonces que podemos hablar de radiofrecuencia mono polar, bipolar, tripolar o multipolar, siendo ésta última la utilizada en el ámbito estético debido a la combinación de polos y ondas. El proceso en palabras sencillas funciona de la siguiente manera, entre mayor sea la cantidad de polos, la energía se reparte de una mejor forma, pues las ondas penetran más profundamente, en las comisuras de las arrugas. De ahí surge el secreto de la radiofrecuencia.

Beneficios

Esta aplicación de energía en la dermis, haciendo uso de un calentamiento prolongado y controlado, define lo qué es la radiofrecuencia. A su vez, las reacciones que desencadenan este proceso, nos favorecen de la siguiente manera:

  • Adquisición de nuevo colágeno: las altas temperaturas que se ponen en práctica en la radiofrecuencia, activan los fibroblastos, que son las células encargadas de la producción de colágeno, éstas a su vez se reorganizan y distribuyen por toda la piel.
  • Disminución de líquidos y toxinas. Este proceso actúa como una especie de drenaje linfático, eliminando todas las impurezas de la piel.
  • Mejora la circulación de la epidermis. Al incrementarse un mayor fluido sanguíneo, el aspecto de la piel mejora notablemente, en este caso si en la zona existe piel de naranja, celulitis o flacidez, se generará un efecto reductor.

¿Cuánto dura el tratamiento?

La duración de la radiofrecuencia, varía en función del área donde se aplica. En las zonas pequeñas como abdomen o brazos, suele durar una media hora aproximadamente, mientras que, en las zonas amplias, como muslos y glúteos puede extenderse hasta 1 hora. En cuanto a la cantidad de sesiones que deben cumplirse, por lo general es de 4 a 6 para radiofrecuencia facial, y entre 6 y 10 para la radiofrecuencia corporal. Todas deben ser repartidas con una semana de por medio. El tiempo de duración del efecto del tratamiento es de 2 años.

Un procedimiento sencillo

Tal vez habrás escuchado comentarios sobre qué es la radiofrecuencia, y todo lo que puede acarrear. Sin embargo, te cuento que es un proceso bastante tolerable, que no necesita de anestesia debido a su sencillez. Generalmente, lo que se hace antes de la sesión, es marcar la zona a tratar con un rotulador quirúrgico, y al terminar el procedimiento se aplica una crema a base de aloe vera.

Las sesiones de radiofrecuencia no interrumpen las actividades diarias del paciente, lo que sí se recomienda es abstenerse de exposiciones al sol dentro de las siguientes 24 a 48 horas.

Posibles efectos secundarios y contraindicaciones

La radiofrecuencia tiene los siguientes efectos secundarios:

  • Enrojecimiento de la zona tratada
  • Hematomas en las zonas de fragilidad capilar (sobre todo en personas que sufren de mala circulación)

Este tratamiento está contraindicado a personas que estén en procesos de:

  • Lactancia o embarazo
  • Cardiopatías muy graves
  • Problemas graves de circulación y coagulación
  • Cáncer
  • Obesidad mórbida
  • Implantes recientes de colágeno
  • Enfermedades neuromusculares
  • Uso de marcapasos o prótesis metálicas

En síntesis, la radiofrecuencia puede considerarse como una alternativa médica segura, para combatir la flacidez y la celulitis de las capas más profundas de la piel, eliminándolas por completo. Además de representar uno de los tratamientos no abrasivos más completos, pues destruye los tejidos adiposos sin afectar la dermis o capa externa de la piel.

Algunas personas, utilizan la radiofrecuencia en combinación con otros métodos como el peeling facial, rellenos y Botox, para conseguir un efecto más notorio, ya que todos trabajando en conjunto pueden lograr un rejuvenecimiento facial integral.

Sin embargo, con solo aplicar radiofrecuencia se pueden obtener buenos resultados en tan solo un mes, pues la tensión generada por la producción de colágeno, revelará una piel mucho más tersa y juvenil, ya que las fibras nuevas sustituirán a las envejecidas, favoreciendo la homeostasis, lo que se traduce en una evidente reducción de las líneas de expresión y la flacidez.

Ahora que sabes qué es la radiofrecuencia, puedes tenerla en cuenta, si deseas realizar alguna terapia de rejuvenecimiento facial.

Vota este artículo

Comparte tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.