¿Qué características tienen los profesionales más inteligentes?

Para algunos, la inteligencia es un don, para otros una característica que se puede desarrollar, tal cual un músculo de cualquier parte del cuerpo. Pero a ciencia cierta, la inteligencia es esa capacidad de razonar o de pensar, empleando el uso de la lógica. Sin embargo, cuando hablamos de personas, y nos vamos al ámbito laboral, los profesionales más inteligentes, tienen rasgos y virtudes que van mucho más allá de lo que las reglas nos dicen.

Como seres vivos, somos constantemente influenciados por estímulos, y la respuesta a ellos, es decir, nuestros actos (instintivos o no), nos permiten solucionar los conflictos que surgen día a día. Es por ello, que podemos afirmar que la inteligencia no necesariamente está ligada a un área específica, está relacionada con nuestras capacidades como seres humanos para resolver situaciones, y generar progreso.

Midiendo la inteligencia

A pesar de que la ciencia ha avanzado y comprobado ya que la inteligencia puede ser relativa e incluso existen varios tipos, aún existen mitos al respecto y sobre todo etiquetas sociales, que son impuestas a las personas ‘menos inteligentes’. En parte, la misma ciencia, con sus instrumentos ha exaltado esas virtudes en otros, promoviendo ese desequilibrio.

Para medir la inteligencia, existe algo llamado IQ (cociente de inteligencia), un número que, para muchos, puede revelar el grado de inteligencia para compararse con el resto. Esta simple relación de edad mental, versus edad física, multiplicada por cien, es un detalle que para los profesionales más inteligentes no significa ningún problema, pues ellos van mucho más allá.

La inteligencia emocional y las habilidades

Desde que se descubrió la teoría de las inteligencias múltiples, se han roto muchos mitos en cuanto al tema, y no era de esperarse que en el campo laboral los profesionales más inteligentes, brillaran gracias a sus capacidades innatas.

Así entonces, aquellas personas con habilidad para los números, cuentan con una inteligencia lógica, como los ingenieros, matemáticos y científicos. Otros, que se destacan con las palabras, que escriben o se expresan efectivamente, se dice tienen inteligencia lingüística, tal es el caso de los periodistas, oradores y escritores.

Los profesionales más inteligentes, también son capaces de utilizar su propio cuerpo como medio de expresión, así como las bailarinas, actores, atletas. O bien, aquellos que transforman y crean música, se dice que poseen inteligencia musical.

Potenciando la inteligencia

Si bien es cierto, que la inteligencia puede medirse de varias formas, también hay ciertos factores que definitivamente no podemos pasar por alto y que a todos nos afectan.

El estrés diario, las múltiples ocupaciones, los problemas y la cantidad de trabajo, puede llegar a saturarnos de tal forma, que nuestro rendimiento laboral se ve afectado algunas veces, impidiendo que culminemos proyectos y jornadas exitosamente.

Los profesionales más inteligentes saben, que luchar contra eso no es tarea fácil, sin embargo, algunos han optado por consumir medicamentos que incrementen su inteligencia, para poder rendir en sus sitios de trabajo.

Uno de estos medicamentos es el Adderall, un fármaco cargado de anfetaminas que estimula el sistema nervioso central, para que estemos más alertas, concentrados y enérgicos mientras desarrollamos nuestras actividades. Sin embargo, y a pesar de que es recetado para personas con trastornos de déficit de atención (TDHA), es usado ilegalmente con otros fines, y sus efectos secundarios incluyen resequedad en la boca, ansiedad, dificultar para conciliar el sueño y pérdida del apetito.

Definitivamente, es un medicamento no recomendado para aquellas personas que buscan potenciar sus capacidades intelectuales, pues esta recetado bajo otros diagnósticos. Se considera peligrosa su ingesta, pues la liberación inducida de adrenalina, hace que aumente el flujo sanguíneo y puede llegar a producir ataques cardíacos.

Naturalmente inteligente

Querer mayor rendimiento es entendible, pero eso debe conseguirse a través de hábitos naturales que incluyas en tu rutina diaria. Es por eso, que te recomendamos sigas los siguientes consejos para maximizar tus capacidades y destacarte laboralmente:

  • Duerme lo suficiente. Descansar no tiene precio, y si quieres rendir en tu trabajo, debes estar plenamente consciente que tus horas de sueño son sagradas.
  • No lleves trabajo casa. Aunque parezca inevitable, y deseemos adelantar cosas que han quedado incompletas, seguir en casa el trabajo te mantendrá estresado, y la idea es que al llegar a casa puedas descansar.
  • Aliméntate bien. El estrés del día a día, hace incluso que olvidemos comer o que saltemos las comidas, en muchos casos que comamos a cualquier hora y cualquier cosa. Tómate tu tiempo y prepara tus comidas en casa sanamente, si deseas, llévate unos snacks al trabajo o el almuerzo, para que garantices tu alimentación.

Nada más saludable que llevar una vida equilibrada y con hábitos sanos, pues los profesionales más inteligentes, no lo son solo por sus capacidades, sino porque toman decisiones asertivas, y elegir bienestar es una de ellas. ¡Adelante!

Vota este artículo

Comparte tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.