6 divertidos ejercicios de concentración para niños

Hoy en día existen una gran variedad de estímulos y distracciones que pueden atraer la atención de nuestros niños, haciendo que disminuya su rendimiento en la escuela e incluso que no haga las tareas en casa. Por eso es importante estimular su concentración, en esta ocasión te hablaré de algunos ejercicios de concentración para niños que pueden resultar muy útiles y hasta divertidos para nuestros pequeños infantes.

Estos ejercicios de concentración para niños se los plantearemos en forma de juego, para que se sientan más interesados y les cueste más llegar a distraerse, algunos de estos juegos (ejercicios) son:

  • Rompecabezas: los rompecabezas son de gran ayuda si deseas mejorar la concentración de tu hijo, existe gran variedad de rompecabezas que puedes alternar en función del gusto del niño. Existen rompecabezas de palabras, sopa de letras o palabras cruzadas, rompecabezas de imágenes o de encontrar diferencias.
  • Juegos de memoria: estos juegos ayudan a mejorar la memoria y concentración de nuestro niño, juegos como los de “Simón dice” o “encuentra la pareja” pueden ser muy útil y beneficioso para lograr esto, ayudándoles a fijar su atención y memorizar las cosas.
  • Encuentra la pareja: este juego podemos jugarlo con cualquier tipo de fichas o cartas. También puedes inventar tus propias cartas, en Internet encontrarás una gran variedad que puedes descargar e imprimir sin ningún problema.

Es realmente sencillo de jugar, solo debes colocar las cartas boca abajo en la mesa (mezcladas previamente), luego por turnos cada persona debe ir levantando dos cartas, si estas no son pareja tienes que recordar donde están ubicadas y que imagen tienen, luego debes volver a colocarlas boca abajo. Entonces el turno pasa a otro jugador.

Si las dos cartas son pareja entonces debes quedarte con las cartas y volver a jugar, cuando ya se han encontrado todas las parejas de cargas, cada jugador debe contar cuantas parejas tiene, el que más parejas tenga ganará.

  • Simon dice: este juego es muy sencillo pero puede ser muy efectivo para mejorar la concentración del niño y ayudarlo a seguir instrucciones. Uno de los jugadores debe tomar el papel de Simón y dar instrucciones a los demás jugadores, por ejemplo: “Simón dice: aplaude”, si no comienza con “Simón dice” entonces no hay que seguir la instrucción.

Los jugadores que no obedezcan una instrucción que empiece por “Simón dice” perderán, y si obedecen una instrucción que no haya comenzado con “Simón dice” igualmente perderán.

El jugador que hace de Simón debe buscar eliminar a todos los jugadores cuanto antes, y el ganador es aquel que consiga seguir todas las instrucciones al pie de la letra.

Estos juegos pueden resultar muy divertidos para nuestros niños y a la vez ayudarles a mejorar su concentración y memoria, sin embargo, también puedo recomendarte otros ejercicios un poco más complicados para el niño, pero que pueden resultar igual de efectivos:

  • Llenar un vaso de agua: solo necesitas un vaso y un vaso medidor con agua, el niño teniendo sus ojos vendados tiene que llenar unos cuantos vasos vacíos con agua, sin dejar que los vasos se desborden.

Con el ruido que hace el agua al entrar en el vaso debe ser suficiente para que el niño reconozca cuando el vaso está completamente lleno sin que el vaso se derrame. Puedes usar un cronómetro para que al detenerse puedas contar los vasos que el niño llenó sin derramar. Puede ser que este sea uno de los ejercicios de concentración para niños un poco complicado, pero seguramente en poco tiempo lo dominará y mejorará mucho su concentración.

  • Cadena de clips: este es uno de los ejercicios de concentración para niños más efectivos, ya que requiere concentrarse mucho para usar los sentidos del tacto y las habilidades motoras. Este ejercicio consiste en vendar los ojos del niño y colocar 10 clips frente a él. Luego el niño debe tomar los clips y elaborar una cadena con ellos. La idea es que cada vez que el niño realice este ejercicio lo haga en menos tiempo, aumentando su concentración de esta manera.

¿De qué otra manera puedo ayudar a mi niño a mejorar su concentración?

Es muy importante que el niño este descansado, que duerma bien, ya que en caso contrario estará muy cansado todo el día y bajará su rendimiento considerablemente en la escuela. También puedes hacer uso de ciertas pastillas para la concentración, como por ejemplo el BrainPlus IQ, que es un producto elaborado únicamente con ingredientes naturales, garantizando de esta manera que es un producto 100% seguro, y que además tiene mucha aceptación por parte de sus consumidores.

Es importante tomar en cuenta que si decides utilizar este tipo de suplementos en tu niño, debes investigar bien el producto que deseas utilizar, ya que muchos terminan siendo un total fraude o contienen químicos que pueden ser perjudiciales para la salud.

Vota este artículo

Add Comment