Chocolate: El superalimento para adelgazar y cuidar la salud

¿Piensas que el chocolate engorda? ¿Crees que no es posible comer chocolate y llevar una alimentación saludable al mismo tiempo? Afortunadamente para nuestro paladar, estas creencias son erróneas. Una vez más, la calidad es la que marca la diferencia.

Información nutricional del grano de cacao

La planta de cacao, llamada Teobroma cacao L., es originaria de la cuenca del Amazonas y se cultiva en zonas húmedas, cuyas temperaturas promedio se encuentran entre los 20 y 30 °C. Sus frutos son bayas carnosas de color rojizo, marrón o café y de forma ovalada, que en su interior presentan entre 20 y 40 semillas inmersas en una pulpa lechosa.

El mayor aporte de energía del grano de cacao proviene de la grasa (14%), de las cuales un poco más de la mitad son saturadas. Después le siguen los hidratos de carbono (58% de los cuales un 33% corresponde a la fibra alimentaria) y, por último, las proteínas (20%). También aporta fibra soluble, que fija agua en estómago y en intestino y forma geles que aumentan el volumen de la materia fecal, reducen la absorción del colesterol de la dieta y mantienen estables los niveles de glucemia (concentración de azúcar en sangre).

grano de cacao

En cuanto a los micronutrientes, este alimento también es muy rico en los minerales potasio, hierro, cromo y magnesio. También posee componentes que se encuentran en cantidades mínimas pero son muy valiosos y le confieren las propiedades al chocolate negro (o amargo), tales como teobromina, flavonoides, triptófano, antioxidantes y feniletilamina.

Tipos de chocolate

De los frutos del cacao se obtienen la pasta de cacao y la grasa (manteca) de cacao que se utilizan mayormente para elaborar el chocolate, aunque pueden tener otros usos. Los distintos tipos de chocolate (amargo, blanco o con leche) no difieren entre sí en su aporte calórico, pero sí en su calidad nutricional. A modo de síntesis, cuanto más pasta de cacao posee un chocolate, mayores son los beneficios que le proporciona a la salud.

Básicamente, el chocolate con leche está elaborado con pasta de cacao, leche y azúcar, y es el más consumido en el mundo por su sabor dulce. En teoría, este producto alimenticio debería contener al menos un 40% de cacao, peor un estudio reciente demostró que la mayoría de ellos no llega a contener ni siquiera un 35%.

Chocolate blanco está elaborado con la manteca de cacao, pero no contiene pasta de cacao, por lo cual no presenta las bondades de este grano.

El Chocolate amargo es el más saludable y goza de todas las propiedades nutritivas y medicinales del cacao porque contiene al menos un 50% de este grano. Sin embargo, si quieres disfrutar de un chocolate puro deberías elegir aquel que contiene alrededor del 80% de pasta de cacao.

Propiedades del chocolate amargo

Los beneficios del chocolate negro para la salud incluyen:

  • Reduce los niveles de colesterol: a pesar de tener grasas saturadas, su ácido graso principal es el ácido esteárico el cual no eleva el colesterol en sangre. Todo lo contrario, gracias a su fibra soluble, gran parte del colesterol de la dieta no se absorbe y se elimina mediante la materia fecal.
  • Protege la salud cardiovascular: el cacao y, por consiguiente, el chocolate amargo, son ricos en flavonoides antioxidantes, los cuales neutralizan los radicales libres que dañan las paredes de los vasos sanguíneos y aumentan el riesgo de que se formen placas de ateromas. Estos flavonoides mantienen los vasos sanguíneos sanos, disminuyen las cifras de presión arterial y también reducen el riesgo de que se formen trombos (coágulos) en la sangre que pueden causar infartos o accidentes cerebrovasculares (ACV).
  • No produce caries: de los hidratos de carbono que tiene el chocolate amargo, muy pocos son azúcares simples, por lo que no producen caries. Además, la teobromina es capaz de matar a las bacterias que comúnmente causan las caries dentales. Es ideal acostumbrar a los niños a disfrutar del chocolate en su estado más puro, sin tantos aditivos y azúcares.
  • Estimula la diuresis: el potasio presente en este alimento posee una actividad diurética y contribuye a eliminar la retención de líquidos.
  • Mejora la función cerebral: esto se le atribuye a su riqueza de flavonoides antioxidantes, los mismos que protegen al corazón y los vasos sanguíneos. Un estudio realizado en Australia demostró que el consumo diario de cacao se asocia a mayor trabajo cerebral y una mejora de la memoria. El cromo presente en el chocolate puro también es fundamental para tener un cerebro activo y sano.
  • Mantiene el funcionamiento normal del organismo: el magnesio es un mineral que abunda en el cacao y desempeña numerosas funciones reguladoras en el organismo, tales como intervenir en la transmisión del impulso nervioso y en la contracción muscular, participar en el metabolismo de los nutrientes, mantener los huesos y dientes sanos, y contribuir al buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • Eleva los niveles de energía y mejora el estado de ánimo: el chocolate amargo actúa como antidepresivo y reduce los niveles de estrés gracias a su contenido de feniletilamina.

Por otra parte, posee triptófano que es un aminoácido esencial precursor de la serotonina, un neurotransmisor que disminuye la ansiedad y promueve la relajación, el bienestar y la felicidad. El cacao también contiene fenilalanina y tirosina, dos aminoácidos que son utilizados para sintetizar dopamina, un neurotransmisor que se asocia con la motivación y el placer.

  • Suprime el apetito: la feniletilamina y la fibra soluble se vinculan con una inhibición de la sensación de apetito, por lo que las personas que consumen chocolate amargo reducen su consumo global de alimentos.
  • Regula la función intestinal: su fibra soluble mantiene la salud intestinal y previene la constipación.
  • Alivia la tos y el asma: esto se debe a la presencia de teobromina, la cual es un relajante bronquial.
  • Calma los calambres menstruales: el magnesio del cacao ayuda a tratar los calambres y cólicos menstruales.
  • Embellece la piel: sus antioxidantes flavonoides previenen la aparición de arrugas y retrasan el envejecimiento.
  • Normaliza los niveles de azúcar en sangre: en contraposición a lo que se suele pensar, el chocolate amargo no produce elevaciones de la glucosa en sangre debido a que posee muy pocos azúcares simples y la fibra soluble hace que éstos sean absorbidos muy lentamente. Por lo tanto, es apto para diabéticos.

¿Cómo consumir el chocolate para lograr una pérdida de peso?

Mi consejo es que no te sobrepases en la ración, ya que los excesos siempre son malos. Para disfrutar de todos los beneficios que te mencioné anteriormente, basta con ingerir entre 20 y 30 gramos de chocolate amargo por día.

Otra recomendación que puedo darte para que adelgaces e incorpores todos los beneficios de este superalimento es Chocolate Slim, un innovador batido de chocolate que incluye cacao orgánico entre sus ingredientes saludables y contribuye a:

  • Mejorar la apariencia de la piel
  • Normalizar los niveles de colesterol y de azúcar en sangre
  • Fortalecer el sistema inmune
  • Retrasar el envejecimiento
  • Perder peso e incrementar la saciedad
  • Aumentar los niveles de energía
  • Mejorar el estado de ánimo

Como te prometí al inicio de este artículo, el chocolate amargo trae buenas noticias para tu salud.

5 (100%) 1 vote

Add Comment