Todo lo que necesitas saber sobre el peeling facial

Lucir una piel tersa, suave y radiante no es tarea fácil. Muchas de nosotras solo le prestamos atención a este tipo de detalles cuando llega el verano o deseamos usar una prenda de ropa que implique mostrar un poco más de piel que lo habitual. Sin embargo, si lo que deseas es lucir una piel así durante todo el año, un peeling facial puede ayudarte.

¿Qué es exactamente un peeling facial?

Es un tratamiento que se encarga de remover las células muertas de la piel del rostro, a través del proceso de descamación natural, generando frescura, suavidad y purificación a la piel. En palabras más simples es un proceso de regeneración de la epidermis.

El peeling, exfolia profundamente la piel, aporta oxígeno y devuelve la densidad y la elasticidad, dos propiedades que están presentes en ella, pero que por diversos factores ambientales, hormonales, genéticos o simplemente a causa de la edad, perdemos con el tiempo.

A través de este tratamiento, podemos atenuar marcas como cicatrices, estrías, manchas que ha dejado el acné y ciertas imperfecciones. Sin embargo, a pesar de ser una técnica bastante sencilla, en algunos casos puede resultar un poco molesta y causar dolor, es por ello que en este artículo te contamos todo sobre este proceso para que puedas saber si es una opción viable en tu caso.

¿Qué tipos de peeling existen?

Se clasifican en función de su profundidad, y entre ellos tenemos:

  • Ácidos. Su intensidad varía dependiendo de la concentración del ácido aplicado, la cual por lo general va entre 10% a 25%. Entre más dañada se encuentre la piel, más porcentaje de concentración será añadido al tratamiento.
  • TCA. Este peeling debe ser aplicado por un especialista, ya que se coloca con anestesia debido a lo abrasivo del mismo. Son indicados para personas con cicatrices pronunciadas y manchas fuertes de acné, pues la concentración de sus ácidos va desde 35% a 50%. Luego del proceso la piel se enrojece, y al cabo de una semana se descama para dar paso a una nueva capa.
  • Caseros. Se hacen en casa mezclando una crema humectante con los mismos ácidos usados en el proceso, pero en cantidades pequeñas y de baja concentración (solo 10%). Luego de aplicado, se debe colocar un aceite con vitamina E para humectar.

Beneficios del peeling facial

Desde hace siglos, culturas milenarias utilizaban estas exfoliaciones, haciendo uso de sustancias tales como el ácido láctico de la leche o el ácido tartárico del vino. Hoy día, con la aparición de las sustancias químicas, podemos observar resultados más efectivos, como lo son:

  • Una piel más saludable, brillante y con una tonalidad uniforme.
  • Reducción de los poros abiertos.
  • Aclaración o desaparición progresiva de manchas.
  • Disminución de cicatrices y arrugas.
  • Corrección del acné

Posibles riesgos

A pesar de todas estas bondades, el peeling facial sigue siendo un tratamiento químico, y como tal, produce efectos secundarios en la piel. Sumado a esto están los elevados costos (ya que entre más profundo su precio es más elevado), y los múltiples cuidados posteriores.

Además de lo anteriormente mencionado, los pros de esta técnica para las personas que son alérgicas o con pieles sumamente delicadas son:

  • Decoloración. Esto ocurre por lo general en pieles oscuras, en donde aumenta el riesgo casi en un 50%.
  • Cicatrices. Recordemos que es un tratamiento que se realiza con químicos que, al entrar en contacto con la piel, producen una pequeña quemadura, que al no tratarse cuidadosamente puede terminar en queloide y, por consiguiente, en una desagradable cicatriz.
  • Pérdida de la sensibilidad. La aplicación de láser, es la causante de una posible pérdida de sensibilidad, pues la continuidad del proceso genera daños severos a la epidermis.
  • Quemaduras. El ácido salicílico, glicolico, entre otros, son los ácidos usados en el peeling facial. Éstos, al entrar en contacto con la piel la queman suavemente. En algunas mujeres, esto puede resultar un poco doloroso, produciendo ardor y después una costra que por ningún motivo debe ser removida. Se debe esperar a que ella misma se caiga.

Otros métodos efectivos para el cuidado del rostro

Debido a los altos costos del peeling facial, para algunas personas puede que no representen una opción en este momento, además de los posibles riesgos que pueda ocasionar si tenemos una piel delicada. Es por ello, que existe otra alternativa cosmética llamada BellaVei Skin Care. Se trata de un conjunto o kit de cremas que limpian, exfolian e hidratan de manera profunda tu rostro, además de brindarle mayor elasticidad y una considerable disminución de las arrugas, sin que se hayan registrado efectos secundarios en sus usuarios y con resultados que han puesto al peeling en un lugar bastante incómodo.

Recomendaciones finales

Como siempre te aconsejamos, la visita a un especialista en dermatología que puede ser de gran ayuda para orientarte con el tipo de peeling facial más adecuado según tu caso. Asimismo, recuerda evaluar varias opciones antes de decidirte por una especial, tomando en cuenta tus requerimientos individuales e historial médico. En mi caso, por supuesto, prefiero estar bella cuidando mi salud (y el bolsillo) optando por un producto de alta calidad como BellaVei Skin Care.

4 (80%) 2 votes

Comparte tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.